Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 8 de junio de 2016

Curso de Biblia 2016. 58- La dominación griega (1)


Curso de introducción a la lectura de la Biblia 2016
P. Eduardo Sanz de Miguel, o.c.d.
58. Historia crítica de Israel: 
La dominación griega (332-142 a. C.)
Primera parte

Entre el 334 y el 331 a. C., Alejandro Magno derrotó a los persas en varias batallas y estableció el enorme imperio greco-macedónico, que abarcaba desde Egipto hasta la India. Las ciudades que se resistieron (como Tiro, Gaza y Samaría) fueron totalmente destruidas y sus habitantes aniquilados.

Las obligaciones militares y fiscales de los judíos siguieron siendo las mismas que bajo los persas, pero Judea dejó de ser una provincia y Jerusalén pasó a formar parte de la satrapía de Siria. 

El templo de Jerusalén quedó como la única referencia étnica y religiosa para los judíos, que le dieron cada vez más importancia.

A la muerte de Alejandro, su imperio se dividió entre sus generales y Canaán pasó a estar sometido a los «lágidas» o «tolomeos» de Egipto hasta el 200 a. C. 

Durante ese tiempo, los judíos entraron en contacto con los soldados y los comerciantes griegos, y fueron asumiendo progresivamente su lengua y su cultura (lo que se ha llamado el «helenismo»). 

Hasta entonces, la historia de Israel se había desarrollado siempre entre Mesopotamia (el actual Irak) y Egipto. 

Con la llegada de los griegos, entró en contacto con una nueva realidad cultural y geográfica que marcó la historia del pueblo de la Biblia para siempre. 

Incluso se fundaron algunas comunidades de la diáspora al otro lado del mar Mediterráneo.

Los judíos que vivían en Egipto eran mayoritariamente soldados, establecidos en Elefantina y Alejandría, aunque también había entre ellos recaudadores y otros funcionarios, así como artesanos y agricultores. 

No renunciaron a sus peculiaridades religiosas, pero estaban totalmente integrados en aquella sociedad cosmopolita. 

Algunos conservaron nombres hebreos, pero la mayoría asumió nombres griegos, como Jesús (la forma griega de Josué), Dositeo, Aristóbulo, etc.

Por iniciativa del rey y del bibliotecario real (un discípulo de Aristóteles), se realizó la traducción de la Biblia al griego (la llamada Biblia «de los Setenta»), tal como hicieron los otros grupos étnicos del Oriente Medio de la época. 

De hecho, la biblioteca de Alejandría tenía una «sección de leyes», donde se recogían los códigos vigentes, para poder administrar y juzgar a cada pueblo según su derecho propio. 

Por eso, aunque «Torá» significa principalmente ‘enseñanza’ en hebreo, se tradujo por «Nomos», que en griego significa ‘ley’. 

Así, el Pentateuco quedaba confirmado como norma de vida para Israel por las autoridades griegas (como ya habían hecho antes los persas). 

Por un lado, esto fue positivo para la pervivencia del judaísmo. Por otro, acentuó su carácter legalista.

Además del Pentateuco, se tradujeron los otros libros de la tradición religiosa hebrea y se escribieron algunos directamente en griego, como las novelas piadosas de José y Asenet, la de Tobías, numerosos textos apologéticos como la Carta de Aristeas a Filócrates, históricos e incluso libros sapienciales usando directamente las categorías filosóficas griegas (como el libro de la Sabiduría). 

Restos de estos libros se han encontrado en Qumram y en otros lugares de Palestina, lo que nos indica que eran leídos por todos los judíos, no solo por los de Egipto.

Aunque en algunos momentos hubo fricciones entre los principios religiosos y la vida política y social, normalmente los judíos pudieron practicar libremente sus costumbres y conservar sus tradiciones y se integraron bien en la sociedad de su época.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes Padres
    un saludo desde Venezuela

    Padre no logro conectar con la entrada N° 57 Dominación Persa (y),
    sale es el indice de las 50 primeras entradas

    si me puede indicar cual es el Link de la N° 57 se lo agradezco

    le recordamos con mucho cariño por Potrero de las Casas

    Beatriz G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también recuerdo Potrero con mucho cariño. En la parte de arriba a la derecha tiene los enlaces a las entradas del mes. La número 57 está debajo de esta, que es la 58 y encima la 59. De todas formas, el enlace es: https://padreeduardosanzdemiguel.blogspot.com.es/2016/06/curso-de-biblia-2016-57-la-dominacion.html

      Eliminar