Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 23 de mayo de 2016

Curso de Biblia 2016. 50- La reforma de Josías (y 3)



Curso de introducción a la lectura de la Biblia 2016
P. Eduardo Sanz de Miguel, o.c.d.
50. Historia crítica de Israel: 
La reforma del rey Josías (640-609 a. C.)
Tercera parte

En la entrada anterior hablamos de las normas éticas que se recogieron en la primera redacción del libro del Deuteronomio en tiempos del rey Josías.

Hay un testimonio arqueológico sorprendente que nos indica que esta legislación supuso una toma de conciencia de los derechos individuales, independientemente del rango jerárquico que cada uno ocupaba en la sociedad. 

Se trata de una inscripción sobre un fragmento de cerámica en la que un campesino presenta una reclamación al comandante de la  fortaleza militar de Mesad Hashavyahu. 

Dice así: «Que el oficial, mi señor, tenga a bien escuchar la queja de tu servidor. Tu servidor está trabajando en la recolección. […] Cuando tu servidor hubo concluido la cosecha y la hubo almacenado hace unos días, Hoshayahu, hijo de Shabay, vino y se llevó la ropa de tu siervo. […] Todos mis compañeros testificarán a mi favor, todos los que se hallaban cosechando conmigo al calor del sol –ellos testificarán a mi favor que es verdad–. No soy culpable de falta alguna. […] Si el oficial no considera una obligación devolver la ropa de tu servidor, ten entonces piedad de él y devuélvele tú la ropa a tu siervo. No debes permanecer callado cuando tu siervo está sin ropa».

Estamos ante la reclamación formal que un pobre presenta contra un oficial del ejército ante su superior jerárquico. 

Esto nos indica que en el Israel del siglo VII a. C. surgió una nueva mentalidad sobre los derechos de los individuos a la luz de la predicación de los profetas y de las leyes éticas que se recogieron en la primera redacción del libro del Deuteronomio. ¡Un paso de gigante en la historia de la humanidad!

En este sentido, hemos de agradecer a Josías que promoviera esta gran obra literaria, novedosa en la historia de Israel y en la de los otros pueblos. 

Aunque, a pesar de todos sus aciertos, cometió un error que le costó la vida: creyéndose un nuevo Moisés, quiso intervenir en una guerra contra el faraón de Egipto, pero sucumbió en la batalla (2Re 23,29).

1 comentario:

  1. Gracias padre Eduardo por sus explicaciones nos ayuda a comprender la Sagrada Escritura.Dios loque bendiga

    ResponderEliminar