Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 17 de mayo de 2016

Curso de Biblia 2016. 46- La reforma de Ezequías (1)


Curso de introducción a la lectura de la Biblia 2016
P. Eduardo Sanz de Miguel, o.c.d.
46. Historia crítica de Israel: 
La reforma del rey Ezequías (716-687 a. C.) 
Primera parte

La caída de Samaría, la desaparición del reino del norte y la emigración de algunos de sus habitantes hacia el sur, crearon una nueva situación en Judea, que comenzó a desarrollarse económica e intelectualmente, tal como hemos visto en las últimas entradas.

Los profetas se sirvieron de la desgraciada historia de Israel para advertir a Judá de las consecuencias de sus obras e invitar al pueblo a la conversión a Yahvé. 

Esto movió al rey Ezequías a comenzar una importante labor centralizadora del reino en torno a Jerusalén y su templo, permitiendo el culto únicamente a Yahvé y considerando a los otros dioses como «extranjeros».

El año 705 a. de C. murió el rey de Asiria Sargón II. 

Confiándose en la inexperiencia de su hijo y sucesor Senaquerib, algunos de los reinos vasallos de la periferia aprovecharon para dejar de pagar impuestos y declararse independientes. 

Judá se incorporó a una coalición rebelde capitaneada por Egipto (2Re 18,21; 19,9s). 

Pero el joven rey asirio inició una campaña militar para someter a los rebeldes y en pocos años destruyó sus ciudades una tras otra.

En el Museo Británico de Londres se expone un relieve proveniente del palacio de Nínive, de unos veinte metros de longitud por casi tres de altura, que representa la destrucción de la ciudad judía de Laquis. 

El monarca aparece sentado sobre un trono ante la ciudad vencida, acogiendo los despojos que le llevaban mientras se torturaba a los cautivos en su presencia.

Otras inscripciones de la época nos informan detenidamente de los acontecimientos. 

Por ejemplo, el «cilindro de Senaquerib» (también conocido como «prisma de Taylor») dice así: «En cuanto a Ezequías, el judío, no se sometió a mi yugo. Sitié cuarenta y seis de sus ciudades fortificadas, plazas fuertes con murallas y las incontables aldeas de sus proximidades y las conquisté […]. En cuanto a él, lo hice prisionero en Jerusalén, su residencia real, como pájaro en jaula. […] Así reduje su país y aumenté su tributo».

Las excavaciones arqueológicas dan fe de la terrible destrucción de las ciudades de la zona, que ya no volvieron a recuperarse. 

También la Biblia lo testimonia: «El año catorce del rey Ezequías, Senaquerib, rey de Asiria, marchó contra todas las ciudades amuralladas de Judá y se apoderó de ellas. Ezequías, rey de Judá, envió un mensaje a Senaquerib, que estaba en Laquis. El mensaje decía: “He faltado. Retírate y pagaré cuanto me impongas”. El rey de Asiria impuso a Ezequías, rey de Judá, el tributo de trescientos talentos de plata y treinta de oro. Entregó Ezequías todo el dinero que se encontraba en el templo del Señor y en los tesoros del palacio real, y hasta desguarneció las puertas del santuario del Señor y los batientes que él mismo había revestido de oro para entregarlos al rey de Asiria» (2Re 18,13s).

El rey asirio, sin embargo, no quedó satisfecho y, al regreso de la campaña de Egipto, marchó hacia la capital de Judá con intención de destruirla, como había hecho con las otras ciudades. 

El libro del profeta Isaías testimonia el terror que se despertó entre los habitantes de Jerusalén: «El devastador sube de Rimón, […] Madmená se dispersa, los habitantes de Guebín buscan refugio, […] agita su mano hacia la montaña de Sión, hacia la colina de Jerusalén…» (Is 10,27s).

Palabras similares encontramos en el profeta Miqueas: «No lo anunciéis en Gat, no lloréis; en Bet Leofrá revuélcate en el polvo. Id pasando, habitantes de Safir, desnudos y avergonzados; no podrán salir los habitantes de Saanán; duelo en Bet Aezel, se te retira tu apoyo. Los de Marot aguantan, pues el Señor envía el mal hasta las puertas de Jerusalén...» (Miq 1,10s).

Continuará mañana.

2 comentarios:

  1. ¡¡¡ SE CONTINÚAN LOS BENDITÍSIMOS DÍAS ... ! ¡ Y LOS

    MISTERIOS GOZOSOS ... DOLOROSOS ... GLORIOSOS ... MISTERIOS

    LUMINOSOS ... DE ¡ DIOS AMOR ... NOS ABRAZAN Y

    ABRASAN INCESANTEMENTE SABIÉNDOLO ... NO SABIÉNDOLO ...!¡ SABIÉNDOLO...

    ¡ PADRE CREADOR ETERNO ! SE MULTIBLICAN EN LOS ESPACIOS

    SIN TIEMPOS ...CON LA MISERICORDIA DEL PADRE AMOROSO DE

    TODOS ... Y DE TODO... DIOS ENGENDRANDO ... AMANDO ... !


    ¡` TODO TIENE RAZÓN DE SER...!!!


    ¡ SÍGANOS EMOCIONANDO INTENSAMENTE DIOS SANTO ! ¡ SANTO !

    ¡ SANTO ...! EN FORMAS TAN DIVERSAS A TRAVÉS DE LOS

    ESPACIOS SIN TIEMPOS ... ! ¡ AMÉN...!!!!!!!!!!!!


    ¡¡¡ GRACIAS DE TODO CORAZÓN A DIOS

    TODOPODEROSO PADRE AMANTÍSIMO ...! ¡ A DIOS Y A USTED ...

    UNO CON DIOS ! ¡ BUEN PASTOR...!!!!!!!!!


    ALBA UNA CON BERNABÉ

    ResponderEliminar