Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 4 de abril de 2016

No me encontrarás jamás (niños jugando al escondite)


Cuando yo era niño cantábamos: "Jugando al escondite en el bosque anocheció, el cuco, cantando, el miedo nos quitó". (Pueden oír el canto en este video).

La entrada de hoy va de eso, de niños jugando al escondite. Ya publiqué hace dos años esta titulada "jugando al escondite" y el año pasado esta otra titulada "perros jugando al escondite". 

Y es que los niños pequeños coinciden con algunos animales de compañía, que creen que no son vistos cuando ellos no ven.

Disfruten las fotografías y nunca olviden que Dios nos dice: «Como una madre acaricia a su hijo, así os consolaré yo, os llevaré en brazos y sobre las rodillas os acariciaré» (Is 66,12-13). Feliz día a todos.







2 comentarios:

  1. Las fotos son preciosas de verdad. Necesitamos de dosis de ternura en este mundo tan revuelto. Gracias. Paolo.

    ResponderEliminar
  2. Simplemente "preciosas". Gracias padre por compartirlas.

    ResponderEliminar