Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 7 de abril de 2016

Curso de Biblia 2016. 29- Historia de Israel



Curso de introducción a la lectura de la Biblia 2016
P. Eduardo Sanz de Miguel, o.c.d.
29. Historia de Israel

Doscientos años de estudio crítico de los textos bíblicos y de excavaciones arqueológicas en Medio Oriente nos permiten tener hoy un conocimiento de la historia de Israel mucho más completo del que se haya tenido nunca antes.

Hasta hace unos cuarenta o cincuenta años, normalmente se interpretaban los descubrimientos arqueológicos a partir de los textos bíblicos. 

Así, si se encontraban restos de asentamientos humanos en la zona del mar Muerto, abandonados hace milenios, se decía: «es lo que queda de Sodoma y Gomorra»; si en Jericó aparecían estratos calcinados, frutos de un incendio que destruyó la ciudad, se pensaba: «estamos ante los efectos de la conquista en tiempos de Josué»; si en las excavaciones de Jerusalén se encontraban los restos de una muralla o de edificios monumentales, se identificaban con las construcciones del rey Salomón. 

Eso ha cambiado radicalmente en los últimos años, ya que han mejorado las técnicas de datación de los restos arqueológicos, especialmente con el uso del radiocarbono, que permite identificar los objetos orgánicos (huesos, restos de sangre, madera, semillas, polen, pinturas, resinas, etc.) de los últimos quince mil años con un margen de error de solo uno a diez años. 

Además, se han excavado numerosos yacimientos en los países del entorno bíblico, que nos permiten comparar las técnicas de construcción, el tipo de cerámicas y las condiciones de la vida cotidiana de sus habitantes.

Los nuevos datos aportados por la arqueología comparada han llevado a que los libros publicados a partir del año 2000 ofrezcan una visión de la historia de Israel muy distinta a la que se conocía hasta entonces. 

Incluso el famoso «museo de Israel» en Jerusalén, que conserva más de medio millón de objetos, especialmente procedentes de campañas de excavaciones arqueológicas en el Medio Oriente, ha cambiado radicalmente la presentación e interpretación de sus fondos con una reestructuración general que concluyó en 2010.

El conocimiento de la historia de Israel es absolutamente necesario para comprender el contexto en el que surgieron los libros de la Biblia. 

Es verdad que no todos los acontecimientos narrados por la Biblia son históricos y que muchas veces las cosas sucedieron de manera distinta a como las cuentan sus páginas, pero conocer la historia real nos permite entender las circunstancias que provocaron la redacción de sus textos y las preguntas a las que ellos quisieron dar respuesta.

Además, si hay algo que caracteriza claramente la fe de Israel es su dimensión histórica: Dios se fue revelando progresivamente, a través de sucesivas intervenciones, adaptándose a la situación concreta de sus interlocutores y a sus capacidades, suscitando en ellos la esperanza de un cumplimiento definitivo de la historia de salvación que inició con sus antepasados. 

Pero debemos recordar una vez más que los libros de la Biblia recogen las distintas manifestaciones de Dios a su pueblo, narrando los acontecimientos de la historia no solo desde un punto de vista humano, sino interpretando su significado más profundo, mirándolos desde Dios y su proyecto de amor sobre los hombres. 

Así, la historia se convierte en «historia sagrada» o «historia de salvación». 

Ya hemos visto que cada una de las intervenciones de Dios no debe ser interpretada como un hecho aislado ni casual. 

Por el contrario, todos los acontecimientos que narra la Biblia están relacionados entre sí y corresponden a la realización histórica de un proyecto eterno de Dios que comenzó en el primer momento de la creación, se fue actuando en el tiempo, alcanzó su plenitud y su clave de interpretación en Cristo y se realizará completamente solo al final de los tiempos. (Como hemos dicho en otra ocasión, esto es lo que técnicamente se denomina «economía» de la salvación).

Por eso nos acercaremos a las principales etapas de esta historia, intentando comprender los acontecimientos tal como sucedieron, pero también acercándonos a la interpretación de los mismos que hacen los autores bíblicos, para descubrir sus enseñanzas. 

La genealogía de Cristo (Mt 1,2-17) ofrece una división que puede servirnos de punto de referencia:

1- Desde Adán hasta Abrahán (la «protohistoria»).
2- Desde Abrahán hasta Moisés (la época de los patriarcas).
3- Desde Moisés hasta David (la época de los jueces).
4- Desde David hasta el destierro (el tiempo de la monarquía).
5- Desde el destierro hasta Cristo (el judaísmo postexílico).

Algunas de estas etapas las subdividiremos en periodos más pequeños, por lo que veremos los siguientes apartados:

1- La «protohistoria».
2- La época de los patriarcas.
3- El éxodo (siglo XIII a. C.).
4- El asentamiento en Canaán (siglos XIII-XI a. C.).
5- Los reinos de Israel y Judá (1030-722 a. C.).
6- El reino de Judá después de la caída de Samaría (722 a. C.).
7- La reforma del rey Ezequías (716-687 a. C.).
8- La reforma del rey Josías (640-609 a. C.).
9- La caída de Jerusalén (597-587 a. C.).
10- El exilio y el nacimiento del «judaísmo» (597-539 a. C.).
11- El dominio persa (539-332 a. C.).
12- El dominio griego (332-142 a. C.).
13- Las revueltas de los macabeos (166-142 a. C.) 14- La época de los asmoneos (142-63 a. C.).
15- El período romano.
16- Los orígenes del cristianismo.
17- Concluiremos con una reflexión sobre las relaciones entre judíos y cristianos a lo largo de la historia y en el presente.

2 comentarios:

  1. ¡ BENDITÍSIMOS DÍAS PADRE EDUARDO SANZ DE MIGUEL

    ! LE ACABO DE ESCRIBIR UN COMENTARIO ...PERO ALGÚN

    ERROR COMETÍ QUE DESAPARECIÓ ... CLARO ... CON MIS SIGLOS

    DE EDAD ... LOS QUEHACERES PRÁCTICO ... POR MI TEMPARAMENTO

    ...SON LOS QUE MÁS DIFÍCILES ME RESULTAN ...


    LE ESTABA COMENTANDO DE MIS GOZOS ... DÁNDOME

    A JESÚS ... DÁNDOME A " SU MAJESTAD EN FORMAS TAN

    DIVERSAS ... Y AGRADECIÉNDOLE ETERNAMENTE A ¡ DIOS AMOR ...

    QUE A PESAR DE MIS SIGLOS A CUESTAS LA MISERICORDIA DE

    DIOS HACE QUE VIVA SACRALMENTE ENCANTADA ... LATIENDO

    CON SUS LATIDOS ...AUNQUE SÉ MUY BIEN ... QUE NO LO

    MEREZCO ... PER USTED LO SABE MÁS INFINITAMENTE QUE YO ...

    CUÁN ENAMORADO ESTA ¡ DIOS ...! DE SU CRIATURITA ... !!!!


    ¡¡¡ MARAVILLOSO ...! PADRE ... ME HACE VOLVER

    A VIVIR MIS AÑOS JÓVENES ... ! ¡ DIOS LE PAGUE CON

    CRECES ...!!!!!!!!!!!!!!


    AFECTÍSIMA EN JESUCRISTO



    ALBA UNA CON BERNABÉ




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cuántos siglos dice usted que tiene?

      Eliminar