Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 3 de febrero de 2016

Por san Blas, la cigüeña verás


Hoy se celebra la fiesta de san Blas, médico y obispo armenio de Sebaste en el siglo III. Cuenta la tradición que, cuando le llevaban al martirio se le acercó una mujer con su hijo moribundo a causa de una espina que se la había clavado en la garganta, pidiéndole que rezara por él. Como el niño se sanó, san Blas es el especial protector de los enfermos de garganta.


En muchos lugares, hoy se realiza la bendición de san Blas con dos velas cruzadas que se ponen en la garganta de los fieles, especialmente en la de los niños. De hecho, cuando se atragantan, se dice: "San Blas bendito, ten piedad, que se ahoga este angelito". En otros sitios se bendicen los panecillos o las tortas de san Blas.

El refranero conserva muchos dichos referidos al santo: "Por San Blas, una hora más", "Por San Blas, si ya no lo has sembrado, siembra tu ajar", "Por San Blas, planta higos y comerás", "Si hiela por San Blas, treinta días más (de invierno)", "Por San Blas la cigüeña verás, y si no la vieres: año de nieves".

El ultimo se refiere a que las cigüeñas regresan por estos días desde África hacia España anunciando que se acerca el buen tiempo. Aunque este año andan un poco confundidas y han regresado antes de tiempo. De hecho, la foto de arriba es de mi pueblo, de hace varios días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario