Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 20 de noviembre de 2015

Ya estoy en Burgos

Llegué a España el 31 de octubre con la intención de incorporarme a mi nuevo destino en el Carmen de Burgos, pero ese día se cayó mi madre (que tiene 85 años) y se rompió una vértebra y varias costillas, por lo que tuve que dirigirme al hospital Santa Bárbara de Soria de la Seguridad Social. Ha estado ingresada 21 días, en los que le han hecho numerosas pruebas para ver de dónde le vienen esos mareos que le dan de vez en cuando y que hacen que se caiga al suelo. Así que estos días los he pasado en el hospital, entre visitas a los especialistas, paseítos por el pasillo (al principio con el andador y después agarrada de mi brazo), rezos del rosario, darle las comidas y cosas por el estilo.

Solo puedo dar gracias a todos los profesionales que la han atendido. A veces nos quejamos de las cosas que no funcionan en España, pero hay que reconocer que tenemos buenos hospitales, limpios y bien servidos, con un personal eficiente y amable, con unas comidas variadas y saludables (otra cosa es que a los enfermos no les apetezca comer, pero las comidas eran muy buenas). Los capellanes también pasaban todos los días llevando la Comunión a los enfermos.

Después de darle la cena y acostarla me iba al convento que tenemos los carmelitas en la ciudad. Allí rezaba con mis hermanos, compartía la mesa, descansaba y celebraba la misa cada mañana antes de volver al hospital. Estoy muy agradecido a mis frailes, que me acogieron con generosa fraternidad. Como el P. Pedro Ortega me facilitó varias fotos de la iglesia y del convento, he publicado estos días tres entradas sobre el Carmen de Soria y próximamente publicaré otras.

Hoy por la tarde han dado el alta a mi madre y nos hemos venido a Burgos, donde permaneceremos hasta el 2 de diciembre, que tiene revisión. En principio, el 3 yo volaré a USA para predicar la novena de Guadalupe en nuestro convento de Dallas y ella volverá al Burgo de Osma, donde reside normalmente.

3 comentarios:

  1. Qué bueno que ya llegó y que su mamá ya está fuera del hospital! Oraremos para que su mamá recupere totalmente su salud. También para que usted logre rápidamente organizarse en su nueva misión! Que el Señor lo cuide, Alina

    ResponderEliminar
  2. Padre como siento la caida de su madre gracias a Dios está mejor y le pido que le ayude que la mejore. dioe bendiga a los dos. Un saludo cariñoso. Isabel

    ResponderEliminar
  3. Deseamos que se recupere pronto, nuestros padres se nos hacen mayores... y tenemos que devolverles todo el amor que ellos nos han regalado. Reciba un fraterno abrazo
    Javier y Conchita

    ResponderEliminar