Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 5 de julio de 2015

visitando el Monte Tabor y las dos Betanias


Hoy visitaremos el monte Tabor, que fue el lugar de la transfiguración (y se puede ver en la foto superior) y el río Jordán, donde renovaremos nuestro bautismo. También visitaremos las dos Betanias: la del otro lado del Jordán (lugar del bautismo, hoy en tierras jordanas) y la de Judea (casa de Marta, María y Lazaro, muy cerca de Jerusalén, hoy en territorio palestino).


En otras ocasiones ya les he hablado del río Jordan y del Mar Muerto, así como de Jericó y Betania del otro lado del Jordán. Tienen fotos de otra peregrinación al Jordán en 2010 aquí. Sobre el Tabor y el significado de la transfiguración he hablado en varias ocasiones, como en esta. A continuación les presento algunas fotos de los lugares que visitaremos.



Basílica de la transfiguración, en lo alto del monte Tabor.


Interior del templo.


Cripta bajo el altar mayor.


Nave central.


El río Jordán a su paso por Betania de Jordania.


Templo en honor de los tres hermanos de la otra Betania, en el lugar de la resurrección de Lázaro.


Interior del templo.


Detalle de la cúpula.


Restos de la casa de Lázaro, Marta y María, junto al templo.

4 comentarios:

  1. El bautismo de Jesús es la gran teofanía o manifestación de Dios en que por primera vez se revela el misterio de la Trinidad. Las tres divinas personas se hacen sensibles: El Hijo en la persona de Jesús; el Espíritu en forma de paloma que se posa suavemente sobre su cabeza; el Padre mediante la voz de lo alto: Éste es mi hijo... que proclama la filiación divina de Jesús y lo acredita como su Enviado. Jesús salía del anonimato de Nazaret y se disponía a realizar su obra de Mesías.
    La paloma tiene un gran significado simbólico en el Antiguo Testamento: Gn 1, 2 Gn 2,7 . Llegó a simbolizar al Espíritu Santo. En el Antiguo Testamento se simbolizaba el viento, el soplo de Dios con alas.
    La voz simboliza la presencia de Dios Padre.
    Nunca olvidaremos nuestro bautismo en el Jordán...nos daba casi rubor mirar a nuestros amigos porque teníamos los ojos brillantes por el recorrido de alguna lágrima, tenemos en nuestra mente grabada la imagen del P. Eduardo bautizando a una multitud de muchachos que se acercaron a él para ser bautizados, todavía conservamos agua del Jordán, parte de ella ha servido para bautizar algún sobrino de nuestras familias. Recordamos a todos los que hicieron la peregrinación con nosotros. Saludos
    Conchita

    ResponderEliminar
  2. Bautismo Trasfiguracion resurecciondel Lazaro .Que mas podemos saber para creer
    El Señor sencillamente hiba derramando sus gracias Ana Maria

    ResponderEliminar
  3. Qué hermosas fotos, que nos hacen sentirnos cerca de los peregrinos. Disfruten y oren por los que no hemos podido ir. Paolo.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡ BENDITÍSIMOS DÍAS PADRE ...!!!!!!!!!!!!

    ¡¡¡ CIELOS EN LA TIERRA ...!!!!!!!!!!!!


    ¡¡¡ GRACIAS ETERNAS INFINITAS ...!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar