Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 31 de enero de 2015

Teología de la alianza (5): La alianza de Dios con todos los hombres


Después de haber hablado de las alianzas de Dios con Moisés, con David y con Abrahán, descendamos atrás en el tiempo a las alianzas de Dios con Adán y con Noé.


Por último, los israelitas reflexionaron sobre una alianza de Dios con Adán, posteriormente renovada en tiempos de Noé. 

Se trataría de una alianza de Dios con todos los hombres de todos los pueblos e incluso con todos los animales, con todos los seres vivos. 

Dios ha creado los seres para la vida y no quiere su destrucción, por eso se compromete a respetarlos y protegerlos, incluso cuando el pecado de los hombres amenace con destruir la obra de Dios.

Es impresionante ver cuántas veces aparece la palabra «alianza» en el relato del pacto que Dios hace con Noé y cómo el texto insiste en que es una alianza «eterna» y «con todos los seres vivos», «con la tierra». 

El diluvio manifiesta las consecuencias del pecado, que destruye la obra de Dios. Pero Dios se compromete a salvar al mundo y a la humanidad del caos y de la destrucción. 

La voluntad salvadora de Dios, manifestada en la alianza, es más fuerte que el pecado y que la muerte.

«Dios dijo a Noé y a sus hijos: “Yo establezco mi alianza con vosotros, con vuestros descendientes y con todos los seres vivos: con los pájaros, el ganado y las fieras salvajes; con todos los animales que salieron del arca, en una palabra, con todos los seres vivientes que hay en la tierra. Yo estableceré mi alianza con vosotros: los mortales ya no volverán a ser exterminados por las aguas del diluvio, ni habrá otro diluvio para devastar la tierra”. Dios añadió: “Este será el signo de la alianza que establezco con vosotros y con todos los seres vivientes, para todos los tiempos futuros: yo pongo mi arco en las nubes, como un signo de mi alianza con la tierra. Cuando cubra de nubes la tierra y aparezca mi arco entre ellas, me acordaré de mi alianza con vosotros y con todos los seres vivientes, y no volverán a precipitarse las aguas del diluvio para destruir a los mortales. Al aparecer mi arco en las nubes, yo lo veré y me acordaré de mi alianza eterna con todos los seres vivientes que hay sobre la tierra. Este es el signo de la alianza que establecí con todos los mortales”» (Gén 9,8-17).

2 comentarios:

  1. Es bonito el signo del arco "yo lo veré y me acordaré de mi alianza eterna con todos los seres vivientes que hay sobre la tierra. Este es el signo de la alianza que estableci con todos los mortales"
    Este signo no solo es señal de pacto, sino de Grandeza y Gloria.
    Conchita

    ResponderEliminar
  2. Gracias por estas clases tan preciosas sobre la alianza. Carlos.

    ResponderEliminar