Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 22 de enero de 2015

Entrevista al novelista Jesús Sánchez Adalid sobre santa Teresa de Jesús


Les presento algunas frases tomadas de una entrevista que han hecho al escritor Jesús Sánchez Adalid, que ha escrito varias novelas históricas, a cual más interesante.

Yo aconsejo que, para conocerla bien, se acuda a sus libros. Santa Teresa nos da claves para entender el presente, porque en ella aparece la naturaleza humana tal cual es.

Ella fue una mujer insertada plenamente en la sociedad de su época y, por tanto, vivió los inconvenientes del siglo XVI, entre ellos la obsesión de la Inquisición, que anduvo tras sus pasos.

Sus escritos son un tratado de espiritualidad para todo tiempo, porque ella es profundamente humana. En cada momento, dice lo que tiene que decir, no lo que quiere oír la gente. ¡Y eso es especialmente necesario hoy! Ella nos ayuda a pensar, a conocernos mejor –Las Moradas puede ser considerado un antecedente del psicoanálisis–, y a orar. 

Más que teología y filosofía, en Teresa hay verdad y espiritualidad. Y ese es el déficit del creyente de hoy. Además, aporta coraje e intrepidez. Su fe la llevaba a una unidad entre oración y acción. Y eso es justo lo que tenemos que hacer hoy: acercarnos a Dios con la oración pero sin recluirnos en las iglesias, para así poder trabajar por mejorar el mundo con los talentos que Dios da a cada uno.

Ella quiso llamarse Teresa "de Jesús". Nadie se lo impuso. Quiso conservar su nombre, pero recordando que no pertenecía a nadie salvo a Cristo, al Hijo de Dios, a quien ella llama por su propio Nombre evangélico: «Y le pondrás por nombre Jesús», que, en último término, significa Dios-con-nosotros. Para ella, Jesús lo es todo.

Pueden leer la entrevista entera aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario