Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 22 de enero de 2015

El ensayista Andrés Amorós escribe sobre santa Teresa de Jesús


Hace pocos días me hice eco de un artículo del escritor Luis María Ansón, hoy de otro de Andrés Amorós. Son muchas las iniciativas que se están llevando a cabo con motivo del V centenario del nacimiento de santa Teresa y esto se refleja también en la prensa generalista. Entre otras cosas, el articulista de hoy dice las siguientes:

Conmemoramos este año el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús (Ávila, 1515), a la que podemos considerar como nuestra primera gran escritora.

Ella y San Juan de la Cruz son figuras cumbres, a la vez, de la mística y de la historia de la literatura, admirables ejemplos de esos "frutos tardíos" que caracterizan a nuestra literatura. En Europa, la literatura mística se da en la Edad Media; en España, en la segunda mitad del siglo XVI, la época de Felipe II.

Sorprende Santa Teresa por su unión de mística y espíritu práctico, su capacidad de gestión. Une el milagro y lo cotidiano. Puede resumirse esa actituden la conocida metáfora: "También entre los pucheros anda el Señor".

Todo ello determina un estilo muy personal. Escribe con llaneza, comete errores sintácticos; usa un "estilo de ermitaños, sin novedades ni melindres: para que, por muy menudo y con claridad, dijera mis grandes pecados y ruin vida".

El Libro de la Vida comprende episodios autobiográficos, capítulos sobre la oración y el relato de algunas de sus fundaciones de conventos. Para el lector medio actual, los primeros, los autobiográficos, son, sin duda, los más atractivos. Inolvidable resulta, por ejemplo, lo que cuenta sobre su infancia. Su padre "era aficionado a leer buenos libros y así los tenía de romances para que los leyesen sus hijos". Se reunía la niña con su hermano Rodrigo a leer vidas de Santos y su ejemplo les animaba para marchar a tierra de moros, "para que allá nos descabezasen".

Al margen de las creencias religiosas de cada cual, nadie puede negar que Santa Teresa de Jesús es una de las glorias de la cultura española y una extraordinaria escritora.

Pueden consultar el artículo entero en este enlace.

2 comentarios:

  1. Merece la pena seguir a Andrés Amorós, hombre de profunda cultura y gran sensibilidad. Excelente maestro en el sentido clásico de la palabra.

    ResponderEliminar
  2. Padre, no sé a q se refiere cuando el periodista dice q une el milagro y lo cotidiano.La santa era una mujer con los pies en la tierra pero no entiendo si al decir lo del milagro se está refiriendo a la experiencia q tuvo con Dios.Un saludo

    ResponderEliminar