Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 20 de diciembre de 2014

De regreso al Desierto de las Palmas


En octubre pasé una semana en Panamá. Además de la interesante visita a las obras de ampliación del canal y de los encuentros con los padres carmelitas y otras personas a las que aprecio y llevo en el corazón, gocé con una jornada de convivencia en el hogar Monte Carmelo, atendido por las hermanas carmelitas de San José, y conocí a las hermanas teresianas del Espíritu Santo. La foto de arriba corresponde a la tarta que prepararon para el almuerzo.

De allí pasé a la República Dominicana, donde tuve algunos encuentros con los maravillosos feligreses de la parroquia San Judas Tadeo, además de una charla en el centro de estudios teológicos de los dominicos y sendas visitas a las madres carmelitas descalzas de Baní y a las madres carmelitas de la antigua observancia de la capital.

Mi tercera etapa fue en Puerto Rico, donde pude compartir con la feligresía de las parroquias de san José (frailes carmelitas descalzos) y santa Teresita (frailes carmelitas de la antigua observancia), así como con las madres carmelitas de trujillo Alto y Mayagüez. En esta última ciudad, los padres jesuitas me invitaron a visitar sus parroquias y a almorzar con ellos un par de días, y el padre Fernando Felices, párroco de la gruta de Nuestra Señora de Lourdes, me acompañó a realizar varias visitas de interés en la isla.

Los últimos días los he pasado en Cuba, compartiendo con los frailes carmelitas descalzos de La Habana y Matanzas, con las madres carmelitas descalzas de La Habana y teniendo varios encuentros con sacerdotes, religiosas y seglares, tanto en estas ciudades como en varios pueblos y aldeas. Me acompañaron Ana y Encarna de España y Lino y Gloria de Panamá, que próximamente nos compartirán sus experiencias.

Casi todas las charlas y cursillos que he impartido han sido sobre santa Teresa de Jesús, con motivo del quinto centenario de su nacimiento, aunque también he dado algunos retiros de Adviento y he tenido encuentros sobre san Juan de la Cruz y otros temas.

Ahora me encuentro en el Desierto de las Palmas (Castellón, España), adonde permaneceré hasta después de Navidad. Aprovecho para comunicar que del 30 de diciembre al 2 de enero tendremos una convivencia para vivir el fin de año de una manera diferente. Si alguien quiere y puede participar, es bienvenido. 

El 4 de enero tendré una convivencia en el monasterio de las carmelitas descalzas de Serra (Valencia). A las 11,00 charla sobre la vida y mensaje de santa Teresa, a las 12,00 celebración de la eucaristía. A las 13,00 celebración poética teresiana. Están todos invitados.

3 comentarios:

  1. Buscando mis amores, iré por esos montes y riberas, ni cogeré las flores, ni temeré las fieras, y pasaré los fuertes y fronteras.
    ¡Que alegría de vida Padre! Ojalá que nuestras vidas sean siempre acompañadas por el Espíritu Santo.
    Javier y Conchita

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Bienvenido de nuevo a esta tierra!!
    Deseo que pases unos felices días en el desierto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. feliz navidad padre y bienvenido a España un abrazo desde caravaca

    ResponderEliminar