Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 14 de abril de 2014

post número mil


Esta es la entrada número mil del blog. Nació como un medio para compartir mi fe y mi esperanza, como un canal de evangelización usando las nuevas tecnologías. Sus lectores han ido creciendo con el tiempo y he recibido muchas gratificaciones de quienes me dicen que aquí han encontrado algún material que les ha ayudado en su propio camino de fe. Gracias a todos los que lo leen y a todos los que comentan. Dios les llene de sus bendiciones a todos.

10 comentarios:

  1. Gracias a Ud. Padre por el bien que recibo cada día al leer sus textos, que me hacen acercarme un poco al Señor, y recordarme cosas que tenía olvidadas por mi mala cabeza. Que El se lo pague y le ayude en la labor tan ingente que tiene y le de salud. I

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Enhorabuena por esas mil entradas!! Que el Señor le siga inspirando y bendiciendo, para que todos sigamos disfrutando de varios miles de entradas mas.Fina.

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades y muchas gracias P. Eduardo, por estas cápsulas de reflexión diaria que nos llenan de energía para seguir caminando.

    ResponderEliminar
  4. Mil entradas escritas por usted y casi trescientas mil visitas. Enhorabuena y adelante. Paolo

    ResponderEliminar
  5. Precioso blog. Felicidades y gracias.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades y Gracias por este espacio tan bonito.

    ResponderEliminar
  7. P. Eduardo, no había visto esta entrada, yo también me sumo a las felicitaciones y deseo que continúe durante mucho tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Mil felicitaciones!! Que el Señor le de mucha salud y bendiciones, deseo siga todos los días escribiendo estas reflexiones, dándonos así la energía y fuerza para seguir con la Fe que nos transmite. Gracia Loli

    ResponderEliminar
  9. ¡FELICIDADES!
    Las entradas de cada día,son un regalo de Dios.Que El le bendiga con largueza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Yo, aunque ahora no puedo entrar cada día, doy muchísimas gracias por estas reflexiones, recordatorios, anécdotas... Cuanto bien me ha hecho este blog. Gracias de todo corazón y qué Dios le bendiga. Nuria.

    ResponderEliminar