Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 13 de febrero de 2014

Los libros de la Biblia


Los hebreos no ponían títulos a los libros, y solían llamarlos por la primera o las primeras palabras de cada texto. Los nombres que usamos nosotros vienen del griego y suelen hablar de los contenidos de cada volumen. 

Los cinco primeros libros de la Biblia (los fundamentales para los judíos) son llamados Torá (Ley) en hebreo y Pentateuco (cinco tomos) en griego. 

- El primer libro de la Biblia es llamado en hebreo Bereshit (en el principio) y en griego Génesis (los orígenes). 

- El segundo libro es llamado en hebreo Shemot (los nombres) y en griego Éxodo (la salida). 

- El tercero es llamado en hebreo Wayyiqrá (y llamó) y en griego Levítico (porque trata sobre los miembros de la tribu de Leví, los encargados del culto divino). 

- El cuarto es llamado en hebreo Bamidbar (en el desierto) y en griego Números (por las numerosas genealogías que contiene). 

- El quinto es llamado en hebreo Devarim (palabras) y en griego Deuteronomio (segunda ley, porque reelabora los contenidos del Éxodo).

Podemos dividir el Antiguo Testamento en los siguientes bloques:

1. El Pentateuco: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

2. Libros históricos: Josué, Jueces, libros de Samuel, libros de los Reyes, libros de las Crónicas, libros de los Macabeos y otros menores.

3. Libros proféticos, con los 4 Profetas mayores (Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel) y los 12 menores.

4. Libros poéticos (Salmos, Cantar de los Cantares, Lamentaciones) y sapienciales (Job, Proverbios, Eclesiastés, Sabiduría y Eclesiástico).

Como es natural, los judíos no lo llaman Antiguo Testamento, sino Tanaj, que es el acrónimo que surge al unir las tres partes que contiene: La Torá (Ley, el Pentateuco), los Nevi'im (Profetas, que contiene los profetas anteriores –nuestros libros históricos– y los profetas posteriores –nuestros libros proféticos–) y los Ketuvim (Escritos, los sapienciales y poéticos).

El Nuevo Testamento consta de los siguientes bloques:

1. Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan).

2. Hechos de los Apóstoles.

3. Cartas de San Pablo, ordenadas desde la más larga a la más corta, a las que se añade la Carta a los Hebreos.

4. Cartas Católicas (de Santiago, Pedro, Juan y Judas).

5. Apocalipsis.

La actual división en capítulos y versículos es relativamente reciente. Se empieza a utilizar, para facilitar las citas, en la Edad Media y se generalizó en el siglo XVI, con el uso de la imprenta.

2 comentarios:

  1. Cada día le doy gracias a Dios por haber tenido la suerte de haberle conocido, sus enseñanzas son tan necesarias para mí, Padre que Dios le dé mucha fuerza y salud para seguir haciendo el bien que hace. I.

    ResponderEliminar
  2. Gracias P Eduardo por la sencillez que nos explica Asi se comprende mejor Ana Maria

    ResponderEliminar