Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 26 de febrero de 2014

Hay mucha gente buena


Gracias a Dios, en el mundo sigue habiendo mucha gente buena, dispuesta a dar una mano a su prójimo en la vida de cada día. Esa es la fuerza que hace avanzar al mundo. El mal hace más ruido, pero pasará. Solo el amor permanece para siempre. Recordemos que san Juan de la Cruz dice que "a la tarde de la vida seremos examinados en el amor". Que estos buenos ejemplos sean un estímulo para nosotros.

2 comentarios:

  1. “Y adonde no hay amor, ponga amor, y sacará amor...” (San Juan de la Cruz). Los hombres, podrán hacer y escribir muchas historias, lo difícil es darse cuenta que es Dios quien permite todo para nuestro bien, y muchas veces, ni siquiera lo comprendemos. Pero desde nuestra fe, estamos invitados a descubrir ese misterioso propósito de Dios, para poner amor donde no hay amor. Es en ese momento tan especial donde el mundo y la vida recogen una luz especial, para luego convertirse en fuente de amor, y con ello, de felicidad y de esperanza desde el abandono confiado en Dios.

    ResponderEliminar
  2. Claro que hay mucha gente buena con la que nos cruzamos todos los días y que siempre está dispuesta a echar una mano a cualquiera,aunque no lo conozca.Tengo experiencia de ello y es muy gratificante,tanto dar como recibir.Y los que lo hacen
    especialmente bien son los sudamericanos.Para ellos mi amor y gratitud y el deseo de que nuestra dejadez no los contagie.
    Padre Eduardo le envio por e-mail un corto de animación que ganó el Goya de su género y muestra lindamente la bondad de una niña.

    ResponderEliminar