Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 11 de febrero de 2014

Augusto: la invención del Imperio


Este año se cumple el bimilenario de la muerte de César Augusto (63 a.C - 14 d.C.), hijo adoptivo y heredero de Julio César (100 a.C. - 44 a.C.). Con tal motivo se ha organizado en Roma una magnífica exposición que recoge 200 obras de arte provenientes de los principales museos del mundo entero: esculturas, relieves, camafeos, objetos de plata, vidrio y cerámica... El domingo tuve el gozo de visitarla en compañía de mi prior.

"Recibí una ciudad de ladrillo y dejo una ciudad de mármol". Con esta sentencia describió el mismo Augusto su legado a la posteridad. A nivel político, transformó la República Romana en el Imperio Romano. El foro de Augusto, el Ara Pacis, el teatro de Marcelo y otras grandes obras que han llegado hasta nosotros nos hablan de su actividad edilicia.

Aparte de la excepcional importancia histórica del emperador Augusto, que tanto influyó también en el arte y en otras dimensiones de la vida, es importante recordar que Jesús nació durante su reinado, en tiempo de la "pax augusta".

Posiblemente, la obra más famosa de la exposición sea la estatua de "Augusto a prima porta", que normalmente se encuentra en los museos vaticanos. En el video (en italiano) se pueden apreciar algunas salas de la exposición.

1 comentario:

  1. ¡Qué preciosa exposición de arte! ´¡Qué maravilla!
    Algunas esculturas tienen unos detalles magníficos, y todo en una misma galería, algunas veces tienes que recorrer varios museos, para ver una escultura de estas caraterísticas.
    La explicación en italiano. también se entiende bastante bien.
    P. Eduardo, muchas gracias.

    ResponderEliminar