Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 18 de junio de 2013

Roma fascinante


Ya ha finalizado mi peregrinación a Tierra Santa acompañando a un grupo de feligreses de la iglesia de santa Teresita en Oklahoma City. Estos días los acompaño por la Roma milenaria, ayudándoles a descubrir algunos de sus muchos tesoros de arte, historia y fe.

Al visitante de Roma hay que comenzar diciéndole que esta es una ciudad inabarcable. No basta con visitar sus grandes basílicas o sus principales museos para conocerla. Piensen que hay una colección de libros dedicados a sus principales atracciones titulados así: "1000 iglesias de Roma", "1000 palacios y museos de Roma", "1000 plazas, fuentes y rincones de Roma"...

A la Roma clásica y paleocristiana del Panteón y las catacumbas hay que superponer la Roma medieval, con sus torres y claustros, la Roma renacentista de Rafael y Miguel Ángel, la Roma barroca de Bernini y Borromini... Pero también sus numerosas obras neoclásicas (hoy el taller de Cánovas, por ejemplo, es un increíble café), el desconocido para la mayoría Quartiere Coppedè con sus edificios modernistas, los numerosos parques y jardines (yo vivo junto a una de las puertas de ingreso de Villa Borghese), la villa Torlonia con su casina delle civette (casita de las lechuzas), que es uno de los edificios más sorprendentes de la ciudad eterna...

En fin, que como dicen aquí, Roma es "canela y azafrán, teja y oro viejo, el color de sus calles, de su vida a pie de ruta y aire, de vista y peatón, gastado tantas veces y por eso tantas veces más hermoso todavía. Con esta gama en los ojos, entras en las basílicas y te encuentras al hermano mayor y noble, el oro de su mosaicos bizantinos, nunca gastado, siempre en luz, al vivo. Vida que se gasta y luce en la calle, vida que se preserva y luce en los templos, ¡oh Roma, vieja y nueva, siempre canela y oro!"

Las mejores fotos de la ciudad las tienen aquí. ¡Disfrútenlas!

6 comentarios:

  1. ¡¡Oh, que bonito video de Villa Torlonia!! ¿Cuando nos va a llevar? Fina

    ResponderEliminar
  2. Doy Gracias a Dios por vuestrobuen viaje Ana Maria

    ResponderEliminar
  3. Cada día he seguido la Peregrinación y me ha hecho recordar momentos entrañables vividos con usted. A su vuelta a Roma me ocurre lo mismo, nunca olvidaré ese hermoso viaje, todo lo que vimos y sobre todo lo que vivimos. Una vez mas Gracias

    ResponderEliminar
  4. La Paz con vosotros. Padre Eduardo, me alegro que esté de vuelta y de que todo haya ido bien durante la peregrinación, por supuesto, también para el grupo.
    Tengo una pequeña duda sobre el enlace para ver las fotografías de Roma. No dudo de la capacidad profesional del fotógrafo, no entiendo nada de fotos a ese nivel, sólo sé si me gustan o no y apenas se hacer las que hago yo.
    No puedo jugar los comentarios que hace al pie de cada fotografía referidos a la Iglesia porque sé que como poco, soy como él, así que lo único que me queda, es ponerlo en mis oraciones y pensar que con ese ánimo, nos has puesto ese enlace.
    Nino

    ResponderEliminar
  5. Querido Nino,

    No he leído las cosas que escribe el fotógrafo ni le conozco de nada, por lo que no puedo saber cuáles son sus pensamientos. Pero las 104 fotografías (hay que ir al "tag" que pone "Roma") son preciosas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días padre, la Paz contigo. Con mi "habilidad" natural para el manejo de internet, me paré en lo que parecía el inicio de la página y lo primero que me miré fue la foto de la Capilla Sixtina, porque me extrañó que pudiese hacerla y leí el comentario que sobre ella escribía.
      Ahora sí puedo ver las demás, muchas gracias, son una maravilla y me traen recuerdos de aquel viaje tan corto para mi pero a la vez, tan querido!!!
      Dios te bendiga y también a todos los demás que te siguen desde aquí o desde su corazón.
      Nino

      Eliminar