Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 25 de mayo de 2013

Himno a la Santísima Trinidad


¡Dios mío, Trinidad a quien adoro!,
La Iglesia nos sumerge en tu misterio;
te confesamos y te bendecimos,
Señor Dios nuestro.

Como un río en el mar de tu grandeza,
el tiempo desemboca en hoy eterno,
lo pequeño se anega en lo infinito,
Señor, Dios nuestro.

Oh, Palabra del Padre, te escuchamos;
oh, Padre, mira el rostro de tu Verbo;
oh, Espíritu de amor, ven a nosotros;
Señor, Dios nuestro.

¡Dios mío, Trinidad a quien adoro!,
haced de nuestros almas vuestro cielo,
llevadnos al hogar donde tú habitas,
Señor, Dios nuestro.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu:
Fuente de gozo pleno y verdadero,
al Creador del cielo y de la tierra,
Señor, Dios nuestro. Amén.

2 comentarios:

  1. Precioso y con mucha enjundia el Himno a la Santísima Trinidad.
    Voy a utilizar sus palabras y pedir para todos: "Haced de nuestras
    almasvuestro cielo,llevadnos al lugar donde tú habitas,Señor, Dios nuestro.
    También la poesía a la Santísima Trinidad me gustó mucho
    Siempre he admirado a san Juan Bosco y a sus seguidores por su
    dedicación absoluta a los chavales y por la pedagogía utilizada. Y
    después de escuchar el Himno a María Auxiliadora,que es
    precioso, pude ver la película de Don Bosco que aparecía en las posibles opciones.
    Gracias por todo

    ResponderEliminar


  2. ¡¡¡ PADRE ...! ¡ BENDITÍSIMA MUY FELIZ FIESTA

    DE LA DIVINA TRINIDAD...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


    ¡¡¡ BELLÍSIMO ... PRECIOSÍSIMO TODO ...!

    ¡ AMÉN...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


    ¡¡¡ GRACIAS D E TODO CORAZÓN...!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar