Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 16 de marzo de 2013

Poesía para hoy


Después de haber hablado detenidamente de cada una de las frases del Credo y del sentido de este año de la fe, les propongo esta hermosa Poesía de Gerardo Diego.

Porque, Señor, yo te he visto
y quiero volverte a ver,
quiero creer.

Te vi, sí, cuando era niño
y en agua me bauticé,
y, limpio de culpa vieja,
sin verlos te pude ver.
Quiero creer.

Devuélveme aquellas puras
transparencias de aire fiel,
devuélveme aquellas niñas
de aquellos ojos de ayer.
Quiero creer.

Limpia mis ojos cansados,
deslumbrados del cimbel,
lastra de plomo mis párpados
y oscurécemelos bien.
Quiero creer.

Ya todo es sombra y olvido
y abandono de mi ser.
Ponme la venda en los ojos.
Ponme tus manos también.
Quiero creer.

Tú que pusiste en las flores
rocío, y debajo miel,
filtra en mis secas pupilas
dos gotas frescas de fe.
Quiero creer.

Porque, Señor, yo te he visto
y quiero volverte a ver,
creo en Ti y quiero creer.

3 comentarios:

  1. Gracias.Me gusta.Yo también quiero creer. Betania.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa poesia que conocí y aprendí el verano pasado en el Desierto de las Palmas. Recuerdo que fue la priora la que me la proporcionó al ver que me interesaba por otras poesias. Gracias también a ella. Mary Paz

    ResponderEliminar
  3. José! Hombre al que Dios confió sus dos mas grandes tesoros...

    ResponderEliminar