Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 1 de marzo de 2013

Año de la Fe: Creo en la Iglesia



«Creo en la Iglesia Católica», que no es de este mundo, lo que significa que no ha sido proyectada por los hombres, sino por Dios mismo, aunque Él respeta la libertad de los creyentes para darse las estructuras oportunas en cada época histórica. Sé que muchas de las actuaciones concretas de los hombres de Iglesia son discutibles, así como sus inclinaciones políticas, su forma de vestir o el idioma que usan en sus liturgias. Pero no es ese el contenido de mi fe, por lo que no la hacen tambalear ni tampoco la reafirman. 


Creo en la Iglesia de Cristo, realmente presente en una solemne celebración presidida por el Papa en el Vaticano y también en una sencilla casa de las Misioneras de la Caridad que sirven a los necesitados en un barrio de Calcuta, sin que haya contradicción entre una cosa y otra, sino complementariedad. 

Y creo que esta Iglesia se parece al arca de Noé: en ella hay sitio para todo el que confiesa que Jesús es el Señor y quiere vivir según sus enseñanzas, aunque no lo consiga. 

Creo que la Iglesia solo se manifestará en toda su belleza, «sin mancha ni arruga», en la vida eterna, cuando veremos las cosas tal como las ve Dios. Mientras tanto, quiero servirla con corazón sincero y poner lo que esté de mi parte para que se realice en ella el plan de Dios.

4 comentarios:

  1. ¡Qué libertad tan grande la de los hijos de Dios! Me gusta esta reflexión.
    Nuria

    ResponderEliminar
  2. CREO EN ESTA IGLESIA PORQUE SOLO LA LLEVA EL ESPIRITU SANTO CON SU SABIDURIA DIOS HA QUERIDO TANTO AL HOMBRE QUE LE HA DADO LIBERTAD Y ESA LIBERTAD SI NO SE UTILIZA PARA HACER EL BIEN

    ResponderEliminar
  3. Quiero compartir una alegría con todos:He tenido un
    nuevo nieto,Oscar.Hasta ahora todas eran niñas y la
    próxima también lo será.Saludos a todos.Betania.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena. El Señor lo haga crecer en edad, sabiduría y gracia con la ayuda de sus mayores.

      Eliminar