Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 20 de febrero de 2013

Año de la Fe: Creo en Dios Padre


«Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra». No creo en muchos dioses que compiten entre sí por reinar en el corazón de los hombres. Tampoco en un Dios solitario y aburrido, que crea otros seres para entretenerse o utilizarlos en su servicio. Creo en un Dios que es Padre amoroso, que desde toda la eternidad engendra a su Hijo, ama a su Hijo, se dona por completo a su Hijo. Y que es feliz generando vida, amando, donándose. Que por eso decide crear otros seres a los que amar, a los que donarse, con los que compartir su felicidad. 

Y esto me hace confiar en que mi vida tiene un sentido. Porque yo no estoy aquí por azar, sino por un proyecto amoroso de Dios, que es mi Padre, que me ama y que se entrega a mí, que quiere lo mejor para mí y que puede conseguirlo. Un niño no comprende totalmente lo que hace su padre, ni por qué lo hace, pero se fía de él. Lo mismo me sucede a mí. Sé que Dios está presente en mi historia y que un día la iluminará. Entonces comprenderé el sentido de los acontecimientos.

3 comentarios:

  1. Yo también creo que no estoy aquí por azar, aunque no llego a comprender el proyecto de Dios y no atino en el camino. Experimento la providencia divina, en el límite de mis fuerzas y vuelvo una y otra vez mi mirada hacia Dios; con el alma dolorida por mis vanidades y falsas seguridades. Y también una y otra vez experimento la gracia del Amor de Dios.
    He empezado a trabajar de nuevo y ya me veo inmersa en la vida que se escapa, que no da tiempo de vivirla... pero creo en Dios y en Su presencia que me acompaña cada momento de mi vida y me deja verle en cada encuentro.
    Hacía días que no abría el blog, gracias por estas reflexiones sobre la Fe. Gracias por su acompañamiento, P. Eduardo. Un abrazo, Nuria

    ResponderEliminar
  2. Qué reflexión más bonita, has sabido expresar con palabras, lo que sentimos muchas mujeres que nos encontramos en esa misma situación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente que estas reflexiones las puede entender mejor una mujer que vive la maternidad. De hecho, santa Teresita dice que Dios es más tierno que una madre. Así que lo que se dice de Dios-Padre se puede decir igualmente de Dios con corazón de madre.

      Eliminar