Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 22 de julio de 2012

450 aniversario de la fundacion de san José de Ávila

El pasado 16 de julio de 2012, Benedicto XVI dirigió un mensaje al obispo de Ávila con ocasión 450° aniversario de la fundación del monasterio de san José, que tuvo lugar el 24 de agosto de 1562. En él recuerda que Cristo mismo animó a santa Teresa de Jesús a fundarlo, diciéndole que el monasterio de san José sería «una estrella que diese de sí gran resplandor» (cf. Vida 32,11). El Papa afirma que la espiritualidad teresiana es «una luz segura» en el camino de la vida. Recordando que, para santa Teresa, la oración consiste en «tratar de amistad, estando muchas veces a solas con quien sabemos nos ama» (Vida 8,5), afirma también que la propuesta teresiana es «una forma de vida que favorece el encuentro personal con el Señor». 

El Papa subraya la dimensión apostólica de la oración, tal como la concibe santa Teresa, que pretende «abrigar con la oración el quehacer apostólico, […porque] “precia más [nuestro Señor] un alma que por nuestra industria y oración le ganásemos mediante su misericordia, que todos los servicios que le podemos hacer” (Fundaciones 1,7)». Es interesante que el Papa se detenga en este aspecto fundamental de nuestro carisma y que la presente no solo como modelo de oración, sino también como estímulo para la nueva evangelización. De hecho, «la Santa evangelizó sin tibiezas, con ardor nunca apagado, con métodos alejados de la inercia, con expresiones nimbadas de luz. Esto conserva toda su frescura en la encrucijada actual».

Después de animar a todos (especialmente a los jóvenes) a seguir el ejemplo de santa Teresa, ofreciendo a Cristo «lo poquito» que hay en nosotros con «determinada determinación» y «confiando en que Dios nunca abandona a quienes lo dejan todo por su gloria» (cf. Camino de perfección 21,2; 1,2), invoca el auxilio de la Virgen del Carmen y de san José e imparte la Bendición Apostólica a todos los amigos del Carmelo.

Aquí se puede consultar el texto completo del mensaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario